| Suscribir mediante RSS

Dime como te sientas y te diré qué te duele

31 agosto 2009 General

Sentarse bienSiempre se recomienda evitar llevar una vida sedentaria y realizar alguna actividad física pero los que vivimos “pegados” al PC poco tiempo disponemos para ello. La informática consume la mayor parte de la jornada laboral de algunas personas. Los equipos informáticos están presentes en las oficinas y en la mayoría de los hogares. Tanto profesionales de las tecnologías como oficinistas son los candidatos a padecer ciertas lesiones por el uso intensivo y continuo del ordenador. Dolor de espalda, dolor de cuello y dolor en articulaciones, son las lesiones más habituales por mantener posturas incómodas y prolongadas. Las molestias en la vista, dolores de cabeza, estrés e irritabilidad son otros de los sintomas. Tenemos que ser conscientes del riesgo que supone para la salud.

Estos problemas se deben a malas posturas, a la hora de sentarse afectando a la espalda, la incorrecta posición de la cabeza y el cuello y la posición de los brazos y muñecas mientras se teclea. El lugar de trabajo reducido y con movilidad restringida es otra de las causas de las lesiones.

El correcto diseño de los muebles, la disposición de los equipos informáticos y las condiciones ambientales, iluminación, temperatura, ruido y humedad, tienen mucha influencia sobre la comodidad, rendimiento y la salud del usuario.

Para prevenir este tipo de lesiones la Universidad Politécnica de Valencia ha editado una guía de consejos y recomendaciones.

De forma reducida destacan los siguientes puntos:
– Regular la altura del asiento, altura del respaldo e inclinación del resplado. Hay que sentarse hacia atrás de manera que la zona lumbar de la espalda se apoye firmemente en el respaldo de manera cómoda y efectiva.
– La mesa debe quedar aproximadamente a la altura de los codos ó un poco más alta.
– Ajustar la altura del asiento de acuerdo con la altura de la mesa. Si una vez ajustada la altura no se puede apoyar los pies con comodidad utilizar reposapíes.
– Para trabajos informáticos se puede usar una posición con el respaldo ligeramente inclinado hacia atrás, mientras que para trabajar sobre la mesa es preferible que el respaldo esté más vertical. También es posible utilizar asientos con reposacabezas.
– La silla debe disponer de reposabrazos regulable en altura. Ajustar la altura de los reposabrazos hasta conseguir una posición con un apoyo cómodo.
– Profundidad del asiento. Si la silla dispone de esta regulación, hacer el asiento más o menos corto en función de las preferencias. La espalda debe estar completamente apoyada en el respaldo.
– Colocar el PC de frente. No utilizar mesas informáticas pequeñas para trabajos intensivos. Sentarse de frente a la pantalla, evitando giros del cuello superiores a 35º.
– Retirar hacia atrás la pantalla todo lo que pueda. La distancia mínima entre los ojos y la pantalla debe ser de 55 centímetros.
– Colocar el teclado de forma que no esté justo en el borde de la mesa. Entre el teclado y el borde de la mesa debe quedar un espacio para apoyar las muñecas de al menos 10 centímetros.
– Ajustar la altura de la mesa para que el borde superior del monitor quede a la altura de los ojos o por debajo.
– Utilizar un soporte de documentos cuando se tenga que introducir datos en el ordenador para evitar giros y flexiones del cuello.
– El ordenador debe colocarse en una posición que no produzca reflejos en la pantalla.
– La imagen del monitor debe estar libre de destellos, centelleos o reflejos ni reverberaciones molestas.
– La pantalla deberá ser orientable e inclinable a voluntad.
– El teclado debe ser inclinable e independiente de la pantalla, impidiendo el cansancio y las molestias en los brazos.
– De ninguna manera colocar el ordenador en un sitio que obligue a adoptar posturas forzadas que puedan provocar a largo plazo molestias en la espalda o en el cuello.

Además es aconsejable:
– Tomar descansos de 1 o 2 minutos por cada periodo de trabajo de entre 20 y 30 minutos. Por cada hora de trabajo, se debe descansar o realizar otras tareas durante 5 o 10 minutos.
– Evitar la fatiga visual mirando a un punto lejano de forma periódica.

Según varios estudios el 30% de los trabajadores europeos sufre dolor lumbar. Entre el 60% y el 90% de las personas lo padecerán en algún momento de su vida. La mayoría tendrá recaídas y padecerá estas molestias de por vida debido a que la espalda es más vulnerable cuando ya se ha producido la lesión.

Fuentes:
Universidad Politécnica de Valencia
Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el trabajo
Ergonomisc in Australia

Otros artículos de General

¡Bienvenidos!
Oculto en la ciudad Liu Bolin